Caminando por las montañas de Albania, Kosovo y Montenegro
2. De ciencia, obispos, abadesas
y un cardenal disidente

Grebaje Valley es un lugar idílico escondido detrás de un macizo coronado por agujas de rocas calizas. El campamento, a 1.200 metros de altitud, nos recibe con cielo nublado, un aire gélido y lluvia. Las cabañas de madera, coquetas, individuales o para una pareja, tienen buena pinta. ¿Los baños? De lo mejor que habríamos de…

Seguir leyendo

Caminando por las montañas de Albania, Kosovo y Montenegro
1. Cuando la voluntad vence al miedo

La furgoneta arrancó y Tirana se hundió en la penumbra. Sus cristales ahumados filtraban, según avanzábamos, una ciudad irreal, lenta, como cuando se va a un funeral. Parecía faltar aire en la calle; los transeúntes se movían como autómatas, igual que hacendosas hormigas acarreando su pan hacia el hormiguero.             Sin duda el cuadro era…

Seguir leyendo

La reina que fue a Sierra Nevada a lavar

Textos apócrifos cuentan que la reina Fabiola (de origen español como todo el mundo sabe) y el príncipe Balduino, a la sazón reyes de Bélgica, se daban un garbeo de vez en cuando por Las Covatillas, un circo glaciar, en las cumbres de Sierra Nevada, que, ciertamente, es un paraje hermoso y exclusivo. Y al…

Seguir leyendo

El castillo en el que pernoctan las cabras

Toda excursión a la montaña conlleva misterios a los que la imaginación podría darle alas. Cuando el viajero sube hasta las ruinas del castillo medieval de Cote (Montellano, Sevilla), a poco que lo intente, quizá pueda imaginar aquel tiempo convulso de razias y guerras. Basta con encaramarse a ese torreón restaurado, anclado en las huellas…

Seguir leyendo

A la busca de los rododendros en flor

Como le ocurriera con las magdalenas a Proust cuando se sumergía En la busca del tiempo perdido, también a los correkas, cada año, un día de primavera, los rododendros del Parque Natural de los Alcornocales (Cádiz) les convocan y traen recuerdos de excursiones gozosas, amores y días felices. Así que allá nos fuimos el pasado…

Seguir leyendo

Por el Tajo del Abanico, regreso al medievo

Ahí donde las ves, esas piedras clavadas en el suelo que aparecen en las fotos acumulan las pisadas de mil años. Y ahí está, hecho a retazos, destruido casi por completo el camino, que, como no podía ser de otro modo, amontona corrimientos de tierra y derrumbes, recuerdos de tormentas y riadas horadando la tierra…

Seguir leyendo