Las máquinas también lloran,
pero usted no es Simone Biles

Por un momento surgieron las incógnitas sobre la salud mental de algunos deportistas y esto hizo temblar a la organización de los JJ OO de Tokio 2020, celebrados este 2021. La sorprendente retirada, aunque fuera momentánea, de la gimnasta americana, Simone Biles, dejó en suspenso el eufórico guión que la mayoría de los medios de comunicación de masas (mcm) llevaba preparado para tan magno acontecimiento. La salud mental de los deportistas se coló como una carcoma por los resquicios del evento y las multinacionales del consumo y del espectáculo temblaron. Y lo que se anunciaba como una victoria contra la pandemia de la covid 19, mostró su cara oculta y la fragilidad de estos dioses que para alcanzar el olimpo arriesgan su vida, no solo física, sino mental. Mi reflexión al respecto aparece en este artículo publicado hoy, 6 de agosto, en el diario.es. Aquí os dejo el enlace, por si tenéis interés en leerlo:

https://www.eldiario.es/opinion/tribuna-abierta/maquinas-lloran-no-simone-biles_129_8199762.html

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.