República

Dice un amigo que cuando la especie humana concluya su evolución habrá dejado de creer en dioses y religiones. Eso si llega a tiempo, y no perece antes aplastada por la codicia de los poderosos que, inexorablemente, llevará a este planeta Tierra a la eclosión, propiciando en algún momento su colapso.
Mas no hay que asustarse; para que ocurra ese fenómeno aún falta tiempo. Fíjense ustedes si falta que aún creemos en reyes y en dioses; mas centrémonos en los reyes: Esos seres inanes, una especie de vampiros que nos chupan el espíritu, y cuya pertenencia a la casta privilegiada creada por sus antepasados a sangre y fuego, aceptamos de buen grado y sumisos, pues nos falta tiempo para celebrar sus dispendios, mientras nos consideramos sus súbditos fieles y agradecidos.
No peleamos por ser ciudadanos, no; tampoco por ser seres libres y responsables, capaces de elegir a quien ha de representarnos en los órganos que gobiernan la comunidad. Los que quieren todo para ellos y los suyos, los que aborrecen la justicia y la libertad, emponzoñan el planteamiento republicano y nos cuentan que es mejor tener “un rey y evitarse problemas”. Pero no me negarán que la monarquía es un anacronismo y una ofensa al intelecto.
Así que, haciéndoles caso, renegamos de la hermosa República y de la fuerza que le da al individuo por sentirse parte de ella y de la acción y energía positiva que genera. Y por esto, por lo que significa sentirse republicano, cada 14 de abril es un día de felicidad; al menos para quienes aceptamos que la humanidad sigue evolucionando. No lo es para los inmovilistas y conspiradores contra el bien común, para los que están en contra del progreso social, contra las aspiración humana a la felicidad universal. Para esos hoy es un día del que reniegan porque socava sus privilegios. Por eso, aunque por ahora no sirva de mucho… ¡Viva la República!
3 comentarios Añade el tuyo
  1. Absolutamente de acuerdo,me sube la moral leer estas cosas, cuando tengo el ánimo en los pies, viendo el nivel que nos rodea.Gracias,muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.