Hijos del Uranio sigue dando guerra

Me llega esta crítica sobre Hijos del uranio. Hay poco más que añadir. Si acaso expresar el agradecimiento y la satisfacción de saber que quién la hace ha comprendido el esfuerzo del creador para conseguir una obra literaria con la mayor calidad.

Es verdad que España vacía esta ahora “de moda”. Aunque sea casi imposible resolver los muchos problemas que tiene y, desde luego, difícil ollar un camino que la conduzca al futuro. Por eso Hijos del uranio es un retrato, uno más de los muchos que se han hecho de ese territorio olvidado, que quedará para la posteridad.

Si estás interesado en leerla, aquí está el enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.