‘Tierra de Nadie’, donde cabe todo el mundo

                                                   “Tengo un sueño…” (Martin Luther King)

 

PROPUESTA

Documento para el debate y
*********************************************
la creación de la
**************************
Mancomunidad Tierra de Nadie (Matina)

 

Es posible que el dicho “toda crisis trae consigo una oportunidad” sea en este caso verdad. Y, si no lo es, hagamos nosotros que lo sea. Tierra de Nadie es la”oportunidad” que perseguimos.

En estas Tierras de Nadie, como denomina el vitigudense Manuel Moreno Blanco, en su libro La Gudina, a las tierras fronterizas de esta región entre España y Portugal, y en las que por suerte hemos nacido (sí, por suerte), que se extienden, como digo, grosso modo, desde la Sierra de Gata en el sur, el curso del río Duero por el norte, los campo de Salamanca en el este y las Arribes al oeste, pero que, más concretamente, podrían limitarse para el caso que nos ocupa a tres comarcas: El Abadengo, Campo de Vitigudino y Campo del Yeltes, ha surgido de pronto un movimiento reivindicativo que hace unos años era impensable, dado el abandono secular y al olvido que padecemos. Pero gracias al proyecto minero de Berkeley, que amenaza con destruir nuestras vidas, envenenándolas, y nuestras tierras, esquilmándolas, bien podría ser el germen y el principio de una feliz aventura que impulsase a estas comarcas hacia un futuro mujer, con más y mejor vida, bajo el patrocinio de la Unión Europea, que vería en nuestros pueblos un modelo a seguir, si, como veréis a continuación, se concretase la idea que a continuación os propongo para la reflexión, y si la consideraseis factible, impulsarla hasta hacerla realidad.

Paisaje que será destruído por la mina de uranio si esta sigue adelante./ Foto J.M.
Paisaje que será destruído por la mina de uranio si esta sigue adelante./ Foto J.M.

Somos afortunados por tener una tierra pobre pero virgen; es decir, mientras en muchos lugares del mundo los recursos naturales, medioambientales, ganaderos, forestales, turísticos, etcétera, han sido esquilmados, están sobreexplotados o amenazados hasta el punto de anunciarse su extinción, aquí, todavía, están casi intactos. Gracias al nulo interés que hemos despertado en nuestros políticos hasta ahora, podemos presumir de vivir en un paraje natural de primer orden, algo que, en Europa, casi nadie disfruta ya. Gracias al abandono que sufrimos, insisto, hoy nuestros pueblos pueden presumir de tener ríos limpios, aire puro, una riqueza forestal inigualable, unas ganaderías sanas, monumentos por descubrir, gastronomía prácticamente desconocida.

Con estas premisas, ¿qué podemos hacer? Sin duda mucho. Pero, aunque solo hiciésemos un poco… ya sería mucho. Y es que hasta ahora poco hemos hecho, ¿verdad? Pero olvidémonos del pasado y centrémonos en este presente que, a mi modesto entender, es muy prometedor si le dedicamos, unidos, un poco de esfuerzo.

¿Qué se requiere para empezar? No mucho, cero yo. Sin duda, VOLUNTAD. Un COMPROMISO. Un compromiso de un grupo de pueblos, de personas, que estén dispuestos a ponerle pasión al proyecto que ahora emprendemos, pues, como decía Goethe, sin pasión no hay vida. Y sin duda esta propuesta para que tenga éxito pleno requiere pasión.

¿Cuál es el proyecto? Veamos: tenemos unos alcaldes, un movimiento social, unas comarcas en estado de ALERTA por lo que está ocurriendo con el proyecto minero que trata de dominarnos mientras se queda con nuestras tierras y nuestras vidas. Es decir, tenemos al instrumento más importante para tener éxito: LA GENTE. Cuarenta alcaldes UNIDOS y unos pueblos detrás difícilmente podrán ser doblegados.

Paisaje en las inmediaciones de Villavieja de Yeltes./ Foto J.M.
En las inmediaciones de Villavieja de Yeltes, en Tierra de Nadie./ Foto J.M.

Difícilmente la Unión Europea podrá negarle atención a una idea impulsada por 40 pueblos y miles de personas detrás.

La idea Tierra de Nadie
Lo primero sería crear un CONSORCIO, una MANCOMUNIDAD, una ENTIDAD (yo no entiendo de esto, para eso están los expertos) que aglutinase a las autoridades y a toda la gente que estuviese dispuesta a apoyar (aunque solo fuese con el pensamiento) el proyecto que podría tener ese nombre genérico, misterioso, aglutinador… TIERRA DE NADIE. Y que llevase un subtítulo explicativo: Donde cabe todo el mundo, por ejemplo.

Llamémosle así, de momento. Reflexionemos sobre ello.

Supongamos que ya tenemos la entidad: Tierra de Nadie. Tierra de Nadie aglutina a EQUIS pueblos y a EQUIS personas a título individual que lo apoyan. Una vez constituido el órgano, lo primero que debe hacerse es concretar EL OBJETIVO para el que ha sido creado. Objetivo que no es otro que crear un MODELO DE DESARROLLO SOSTENIBLE en las comarcas antes citadas con el fin de mejorar la vida de las personas que viven en ellas, generando riqueza y conservando a la vez el patrimonio.

El objetivo se asentaría sobre cuatro patas: 1. Baños de Retortillo. 2. Vía del Ferrocarril Fuentes de San Esteban / Barça de Alba. 3. Las tierras de la región y su riqueza ganadera y forestal.  4. Monumentos, gastronomía y ocio.

  1. Baños de Retortillo
    A mi modo de ver, Los Baños de Retortillo podrían ser una de las piedras angulares del proyecto. La mancomunidad creada Tierra de Nadie le propone a la empresa propietaria la firma de un convenio de colaboración, en los términos que proceda.El Balneario se ubica en un lugar único. Disponen de instalaciones. Es sobradamente conocido. En su entorno hay espacio para desollar actividades complementarias a las que hasta ahora se vienen haciendo. Por ejemplo: se podrían organizar cursos de educación para la salud para colegios, jornadas sobre hábitos saludables, campamentos de verano, crear un centro de información para hacer turismo rural por la zona. Desde los Baños podrían salir senderos que, siguiendo el curso del río Yeltes, llegasen hasta el Duero o hasta la Peña de Francia; que se comunicasen con otro que siguiesen otros ríos, como el Huebra… Los Baños podrían ser ese “centro de operaciones” desde el que Tierra de Nadie diese a conocer sus proyectos. Y creo que ambas partes saldrían beneficiadas: la Mancomunidad Tierra de Nadie porque tendría un espacio desde el que desplegar su actividad y la empresa propietaria de los Baños, que vería revalorizado el proyecto original y, seguro, aumentaría las estancias y, consiguientemente, el beneficio.
  2. El ferrocarril La Fuente de San Esteban a Barça de Alba
    ¡No sabe el mundo cuanto dolor nos produce ver abandonado este maravilloso camino de hierro! Un patrimonio como este, un Bien de Interés Cultural declarado… ¡Es un crimen haberlo dejado perder! Ay, si lo tuviesen los australianos o los canadienses, por poner solo dos ejemplos. Yo he recorrido esos países y he visto como de un barrando hacían un “cañón”, convirtiéndolo en monumento nacional; o cómo de un monumento a los caídos en la Primera Guerra Mundial, años 1914-1918, no se olvide, apenas ha pasado un siglo…, han hecho que fuesen visitados por multitud de gente, tras un atractivo programa de “reclamo” turístico.
    La vía es un tesoro, un diamante en bruto al que solo le falta tallarlo… Ese camino de setenta y siete kilómetros que nos puede llevar andando, en carro, en burro, en bicicleta… hasta Portugal, podría ser la senda que comunicase entre pueblos el proyecto Tierra de Nadie. Pensemos en ello y nos daremos cuenta de las posibilidades enormes que tiene para generar riqueza en la zona. ¡Y es nuestra, no nos la tiene que dar nadie! ¡Ya la tenemos ahí, solo nos faltan recursos para ponerla en valor!Desde aquí me atrevería a asegurar que no son muchos los rincones de España que pueden presumir de un camino como este… ¡Y está abandonado!
  3. Las tierras de la región y su riqueza ganadera y forestal
    Hay que poner en valor las tierras de nuestros pueblos. Tenemos la tierra y unos bosques de encinas y robles únicos, tenemos ganadería extensiva, que podría ser ecológica y comercializarla con ese marchamo a todos los consumidores de Europa, que cada día son más los que apuestan por consumir productos naturales y sanos. Habría que crear un tejido de transformación local, en el que desde el principio al final se elaborase aquí el producto. Tierra de Nadie podría ser esa marca para comercializarlo todo. Y todo es: el cerdo y sus productos, la vaca morucha y sus productos, las cabras y las ovejas y sus productos…Pero también los que resultasen de la limpieza y poda de los bosques. Las dehesas, los agricultores, todos bajo el auspicio de la Mancomunidad Tierra de Nadie (MATINA) podrían acogerse a los beneficios que la marca reportase. Y todos trabajando a través de ella y con ella.
  4. Monumentos, gastronomía y ocio
    La cuarta pata sería ya el tejido cultural, gastronómico y posibilidades de ocio en la zona. Y con él las casas rurales, los hostales y hoteles, los restaurantes y bares…
Al fondo el puente de hierro sobre el río Yeltes, en el ferrocarril La Fuente de San Esteban a Portugal./ Foto J.M.
Al fondo, sobre el río Yeltes, el puente de hierro del ferrocarril que va de La Fuente de San Esteban a Portugal./ Foto J.M.

TIERRA DE NADIE

       donde cabe todo el mundo.

Bajo el auspicio de esa MARCA COMUN (MATINA) se propone un MODELO DE DESARROLLO SOSTENIBLE que pueda llamar la atención en la Unión Europea. Y, al conocerlo, apoyarlo. Una vez aceptado por Europa, se podrían solventar las primeras dificultades financiara, ya que confiamos en que, al menos en parte, financiaría el proyecto.

El objetivo…

Encina, río y molino… Recursos para un desarrollo sosenible. / Foto J.M.

En realidad los objetivos son varios: salvar esta “tierra de nadie”, ¡nuestra tierra!; crear empleo, cuidar la naturaleza que tenemos, conseguir que vengan a visitarnos gentes de fuera y convencer a Europa de que somos capaces de hacer algo original e importante… Tan importante como para que Europa se fije en nosotros.  

Encina, río y molino... Recursos para un desarrollo sosenible. / Foto J.M.
Encina, río y molino… Recursos para un desarrollo sosenible. / Foto J.M.                       

Los recursos

Ay, a estas alturas la mayoría estará pensando… “Sí, la idea es muy interesante… pero, ¿quién paga todo esto?

Yo soy lego en temas de financiación de proyectos, pero por lo que sé y he oído a varias personas, existen recurso financieros en la Unión Europea para poner en marcha proyectos que contribuyan a mejorar la vida en el mundo rural, a través de nuevos modelos de desarrollo. Me cuesta creer que a una Mancomunidad que aglutine a más de 40 pueblos y a miles de personas con nombre y apellidos detrás, Europa se niegue a escucharla… e incluso le niegue recursos para poner en marcha su proyecto. Un proyecto que pretende darle vida a una comarca…, vida con parámetros de máxima calidad medioambiental a través de la puesta en marcha de proyectos de economía sostenibles.

Pero se necesitan profesionales para empezar; de esto no hay duda. Personas capaces y formadas que gestionen la idea y se ocupen de preparar la documentación necesaria. Y luego políticos que los apoyen. Este es el reto. O quizá sea al revés (?)

Finalmente, en este proyecto DEBERÍA caber TODO EL MUNDO. Olvidémonos, si es posible, de las etiquetas de partidos y demás marchamos identificativos que dividan el apoyo a MATINA. Porque si a un pequeño ganadero o agricultor va a interesarle la Mancomunidad que se cree (seguro) también, estoy convencido, le interesará al dueño de una dehesa. Tenemos que hacerlo de forma que en MATINA no se excluya a nadie; que quien se excluya sea porque él quiere.

Entiendo que una vez constituida Tierra de Nadie, le interesará a los bares también, a los restaurantes, a las casas rurales, a los campings… Habrá un sello especial, una acreditación… Esas cosas que explican al visitante que él mismo forma parte del proyecto desde el momento en que con su visita contribuye a su desarrollo. El visitante será, como digo, un colaborador externo que contribuye a impulsar un proyecto de desarrollo sostenible y original.

Esta es mi idea. Un sueño… Un sueño como el que tuvo Martin Luther King, que, ya veis, si levantase la cabeza y descubriese que EE UU ha tenido un presidente negro, no se lo creería. Es mi sueño escrito así, a vuela pluma, de golpe, que ha surgido como un borbotón. Un sueño para debatir sobre él y, si procede, ponerlo en marcha… Un sueño que os regalo a todos los que queráis participar de él.

Sería interesante empezar a trabajar sobre el y difundirlo… Al menos difundirlo. Quizá haya personas capaces, con disponibilidad de tiempo, que estén dispuestas a profundizar en su desarrollo.

Sabido es que la empresa minera no duerme… Si nosotros no actuamos, lo harán ellos por nosotros. Y no creo yo que si se consolidara un MATINA (u otro con el nombre que le demos), los promotores de la mina de uranio pudieran imponer su criterio. Así, pues, ¡adelante y a soñar! Sacar adelante Tierra de Nadie significará que podremos seguir viviendo con calidad de vida en nuestra tierra, y no morir envenenados como profieren algunos.

Pero tampoco pasará gran cosa si estos folios acaban cayendo en el olvido, en el fondo de un cajón. Los que hemos nacido en estos pueblos sabemos mucho de pesimismos y de actitudes amargas; de negatividad ante la vida, de envidias, de desaires y de malas mañas. Sabemos mucho de ese sentido trágico del que hablaba Unamuno; mucho de fatalidad.

Pero ahora queremos dejar sin razones a Manuel Moreno Blanco cuando afirmaba que durante varios siglos en esta tierra de nadie se reunía “lo peor de cada casa”, tanto de la parte musulmana como de la cristiana. Queremos ser los mejores; los que hagamos que Europa mire hacia ahí porque hemos emprendido algo grande.

En fin, confío en que seamos capaces de desmentir al vitigudinense e iluminar nuestra tierra con un proyecto que podría, de entrada, crea cuando menos expectación.

                                                                    Autor Joaquín Mayordomo,

                                                                                        Periodista y escritor

 


Correos electrónico de contacto:

hola@gentepeligrosa.es / perniculas@yahoo.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *