¡Éramos tan felices…! Y llegó el coronavirus

La crisis de la Covid 19 ha parado el mundo. El silencio lo ha invadido todo. Asustada, la especie humana no alcanza a comprender que está ocurriendo. Hace cuatro días los atascos en el cielo y en la tierra eran continuos; no cabían los aviones en el aire y las maletas rodantes se chocaban en las calles más estrechas de las ciudades más famosas del mundo. ¿El mundo? Ay, el mundo… El mundo era una fiesta…

Pero ahora llevamos dos meses encerrados; hemos tenido tiempo para pensar. De este recogimiento (o confinamiento, que lo llaman) nace este artículo que publico hoy en eldiario.es. Aquí os dejo el enlace:

Nota.- La foto la hice en uno de los mercados que hay junto al lago Inle, en Myanmar (antigua Birmania).

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.