El desierto, el juego de los equilibrios

Entre la vida y la nada, que es donde habita el desierto, el juego que más se practica es el de los equilibrios. Allí el viento criba incansable la arena y traza planos imposibles sobre las colinas, separados por aristas tan finas como un hilo, mientras, constante, conforma figuras de perfil caprichoso que se expanden…

Continuar leyendo